Billy Budd

Uno de los mejores libretos de la historia de la ópera.

La obra cumbre de Benjamin Britten, basada en una novela de Herman Melville, muestra por fin en Madrid su fuerza dramática, en una nueva producción del Teatro Real.

Texto: Almudena Cremades

Fotografías: Javier del Real

Herman Melville fue uno de los primeros grandes escritores estadounidenses, su obra contribuyó a poner los cimientos de la nueva literatura norteamericana, que lentamente se fue emancipando de la tutela británica (…)

En Billy Budd, Melville describe una situación límite, la guerra que en 1797 libraban el Directorio de la Francia revolucionaria y la monarquía conservadora británica. El escenario es un buque de la Armada inglesa, el Indomable, un velero de 74 cañones, que navega en busca de navíos enemigos a los que hundir.

La disciplina claustrofóbica de la embarcación se acentúa todavía más porque hace poco acaba de producirse un gran motín en el Nore, un arsenal del estuario del Támesis, donde la flota del mar del Norte se ha sublevado, bloqueando el acceso a Londres por el río. Las demandas de la marinería se refieren a aumentos salariales y mejoras en las condiciones de vida, pero incluyen también exigencias políticas en las que se percibe el aroma revolucionario francés. Durante un tiempo los amotinados se mantienen como una “república flotante”, hasta que, no sin esfuerzo, el gobierno británico consigue reducirlos.

En este ambiente de recelo y temor de los oficiales a un nuevo motín, el Indomable avista un mercante inglés y recluta de forma forzosa, siguiendo una práctica habitual de la época, a un marinero imberbe y entusiasta llamado Billy Budd (…)

Lo más llamativo sin embargo es que la música, entrelazada con las palabras, conduce igualmente la narración, contando a veces más que los propios diálogos. Ivor Bolton, el director musical del Teatro Real y responsable musical de Billy Budd, no puede esconder la admiración por su paisano Britten, uno de sus músicos predilectos. “La escritura orquestal es brillante, rica, extremadamente variada —indica con pasión—. Hay momentos decisivos en los que se confía a la orquesta en solitario que cuente lo que está sucediendo, como cuando el capitán Vere comunica a Billy que ha sido condenado a muerte” (…)

Deborah Warner ha realizado trabajos muy importantes sobre obras de Shakespeare, y reconoce una similitud entre el dramaturgo y el compositor: “Tanto Shakespeare como Britten —afirma con rotundidad— me conducen directamente hacia el corazón de la obra”. Su montaje cuida con exquisitez las transiciones entre escenas, para que no se pierda el ritmo narrativo y usa la iluminación como elemento plástico que aporta variedad y sutileza.

Continúa leyendo el artículo en papel. Si quieres apoyar a Volavérunt y recibir la revista en casa, suscríbete.

Suscribirme

Backstage

552f51c7e9beddf257918c49e64d60e3
banista-renoir-1-1200x993
billy budd 6
billy-budd5
BillyBudd 3
billy budd
billybudd 6
Si te gusta, por favor, comparte:
facebook twitter linkedin google+