Entrevista a Carlos Rubio: «Madrid es un accidente del río»

Carlos Rubio es uno de los padres de Madrid-Río, el proyecto urbanístico más importante de Europa en los últimos años; autor de la única de las cuatro torres de la antigua Ciudad Deportiva diseñada por un equipo español, y ahora se ha asociado con Norman Foster en el concurso de remodelación del Salón de Reinos para el museo del Prado.

Texto: Juan Altable

Dibujos: Carlos Rubio

Madrid-Río es tal vez el proyecto urbanístico español más premiado de la historia: hace unos meses, la Universidad de Harvard le otorgó el galardón académico más importante del mundo, y este verano Hispania Nostra unió su reconocimiento a la decena de premios nacionales e internacionales que forman una lista de recompensas que crece sin cesar (…)

—¿Cómo ha marcado el río la historia de la ciudad?

—No se puede entender Madrid sin el río. En sus orígenes se eligió el emplazamiento porque se buscaba agua, caza y un lugar lo más salubre posible; seguramente también una plataforma para hacer una atalaya que protege, pone a resguardo. La ciudad se expandió después hacia el este, hacia otra corriente fluvial, el arroyo de la Castellana, alejándose del Manzanares, porque en el fondo, y pese a las coplillas y el desprecio de muchos, los madrileños temían las crecidas del río (…)

—Los puentes son en general bastante comedidos.

—No queríamos que fueran alardes estructurales, ni grandes gestos. El puente en «Y» se abre en dos puntos diferentes para permitir el paso a la otra orilla, es una evocación de los antiguos puentes para el ferrocarril y alude al pasado ferroviario de la zona; los puentes gemelos tienen sentido porque están frente a las naves de Matadero, que ocupan una superficie muy extensa; además hay pasarelas sencillas y funcionales.

—El puente de Perrault sí es espectacular.

—Porque es distinto, no une el cauce sino que sobrevuela el parque y arranca de las calles colindantes. De alguna manera es un monumento, podría estar en vertical, aunque está tumbado; también funciona porque es un contrapunto a la longitud del parque. Le viene bien a esa parte de la ciudad, ya que el sur de Madrid carece de monumentos. Es curioso, Dominique Perrault no ganó el concurso, pero ha dejado su nombre asociado al icono del parque.

Continúa leyendo el artículo en papel. Si quieres apoyar a Volavérunt y recibir la revista en casa, suscríbete.

Suscribirme

Backstage

Cuando, a principios del pasado mes de julio, solicitamos una entrevista a Carlos Rubio éramos conscientes de las dificultades de unas fechas en las que la inminencia del parón veraniego produce una fuerte acumulación de trabajo. El arquitecto, no obstante, atendió a Volavérunt durante más de dos horas y media. Es más, el propio Carlos Rubio se ofreció a continuar la conversación después de agosto si lo considerábamos necesario. La primera semana de septiembre le recordamos su propuesta y unos días después volvimos a reunirnos para completar y perfilar la entrevista durante otras dos horas más. Por entonces, trabajaba al máximo de intensidad con Norman Foster en el concurso para actualizar el Salón de Reinos para el museo del Prado.

 

Festival de Jazz de Madrid
Fachada Instituto Nacional de Estadistica
Fundacion ONCE
Cartel Los Lunes al Sol
Exposicion Galeria Odalys La cuadratura del circulo
Conferencia Euromediterranea
A1-45338182.jpg
Si te gusta, por favor, comparte:
facebook twitter linkedin google+